Páginas

30 de noviembre de 2012

El baúl del pensamiento, Diciembre negro


Bienvenidos este es una nueva sección de más allá de la razón, se llama el baúl del pensamiento, en este se trataran temas controversiales y actuales. Este primer escrito nos narra un poco la problemática que se vive actualmente en Colombia.

Diciembre Negro


Caminando por un sector de mi cuidad observe unos pequeños niños reunidos en una pequeña ronda riendo y hablando, lo cual me puso melancólico por todos aquellos momentos que no se me permitieron vivir por cuestiones familiares, de improvisto una pequeña chispa salió de el centro de los infantes y una pequeña explosión aturdió mis sentidos por un segundo, después de unos segundos volví en mi, y no pude dejar de pensar el nivel de degradación que esta sufriendo mi país.
 Soy Colombiano y estoy orgulloso de ellos pero a diario me cuestiono si realmente mi país va por un buen camino, un país que cuestiona muchos otros estados que son callados sin darse cuenta que nos están tapando los ojos y haciendo caminar por sendas que solo alimentan los ambiciosos deseos de unos pocos y hacen gemir en silencio a todos los otros, me cuestiono por estos mandatarios y me doy cuenta que nosotros mismos tenemos la culpa de todos estos sucesos por el simple motivo de ser sumisos y estar educados en una sociedad con valores cimentados en el temor. No fuimos educados para ser personas reflexivas, revolucionarios.
No profundizare mas en esta tema me parece que aunque se puede hacer algo no me parece el problema mas urgente que aqueja a mi patria, lo que conmueve mi cerebro esta muy ligado con los suceso que ocurrieron hoy, no veo como algo ético que unos niños estén manipulando pólvora, y no veo como justificación “es que nosotros hicimos eso y no nos paso nada” o aun peor “son niños déjenlos disfrutar”  .Y sé que algunos creerán que es algo abrupto lo que voy a decir, pero desde que nací se me dijo que soy un ser libre y como tal puedo decir lo que quiero sin que nadie pueda callarme. Es una irresponsabilidad,  no de los niños, esta responsabilidad recae en los padres y estos son los únicos que están formando personas para un país que sea sumiso y controlado por el miedo. Y muchos dirán “como con solo dejar a un niño lanzar pólvora estoy condenado a mi país”  es mas simple de lo que parece, si se pasa esta actividad se refiere a que no hay un  acato de la ley, ya que hay una norma que estipula que esta prohibida la venta de pólvora y por tanto el uso de esta sin un permiso legal. De esta forma se empiezan a “pasar por alto” y se cree que se esta sobre el poder publico. Este espejismo de libertad Cega a las personas y crea una necesidad de intentar estar sobre otros.  Y juntos somos fuertes pero al separarnos somos presas débiles.
Pero no todo esta perdido, aunque no vean con buenos ojos muchas personas se están dando cuenta que no vamos por un buen camino y que tenemos que proponer maneras de solucionar nuestras dificultades. No por unos cuantos opresores, todos tenemos que resignarnos a cerrar nuestros ojos. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario